+34 93 387 56 36 botex@botex.net Carrer Indústria s/n - 08349 Cabrera de Mar (Barcelona)
esca
Stock Permanente
Más de de 50 tipos de hilos
Envío diario
a toda Europa
Certificado
OEKO-TEX

Características Técnicas del Hilo de Coser

Aunque parezca que todos los hilos puedan coser, al hablar de los mismos, hay que tener en cuenta que no a todos los hilos se les puede exigir un rendimiento igual, tanto de permanencia en costuras cómo de óptimo trabajo en la máquina de coser. Es por este motivo, que se fabriquen hilos con números, cabos, torsiones, acabados y fibras diferentes.

Cada uno de estos hilos puede proporcionar un óptimo resultado, si se emplea en máquinas, agujas y sobre materiales adecuados a sus características. Al contrario, empleándolo en condiciones inadecuadas, creará problemas de cosido. Para adecuar el hilo al tipo de costura a realizar y en función a la forma que será cosido, es necesario tener en cuenta una serie de condiciones que detallamos a continuación:

RESISTENCIA A LA TRACCIÓN

Es la carga necesaria para romper un hilo, expresado en gramos.

Los hilos de coser, salvada la exigencia de resistencia mínima que han de tener para la confección, han de cumplir una segunda función que es la resistencia que precisa la costura. Es obvio que no tiene una misma exigencia, la costura de lencería o corsetería o de camisería a la de un pantalón tejano o prenda laboral, por citar unos ejemplos.

Las resistencias oscilan, lógicamente, dependiendo del número o grosor del hilo. No obstante el abanico podría formarse desde mínimos e 800 gramos/metro a 6.000 gramos/metro o más.

TENACIDAD

Es la medida de la resistencia potencial de la fibra. Gramos por denier es la fórmula generalmente aceptada y se obtiene dividiendo la resistencia en gramos por el número en denier.

ELASTICIDAD Y ALARGAMIENTO

Aparte de la resistencia a la tracción, se acostumbra a indicar la elasticidad hasta la rotura, para caracterizar un hilo de coser. La información es pues, porcentaje de elasticidad hasta la rotura, no sobre la composición de elasticidad y alargamiento. El comportamiento entre elasticidad y alargamiento no se va1ora siempre debidamente en la práctica. La composición de elasticidad y alargamiento, tienen una influencia decisiva para conseguir costuras lisas, es decir, libres de fruncimiento, aparte de conseguir una costura óptima.

Un alargamiento a la rotura controlada, no es otra cosa que la elasticidad del hilo tratada técnicamente para que garantice la elasticidad de las costuras. Normalmente en el Poliéster 100% (fibra corta), la elasticidad ha sido fijada a 210° de temperatura, quedando establecida en un 13%. Este prefijado estabiliza de una forma total la torsión del hilo y permite en el paso posterior dirigir su sentido de rotación en dirección a la formación del bucle idóneo para ser captado por el áncora.

La elasticidad hasta la rotura en hilados de algodón oscila entre 5-7 %.Y en los hilos recubiertos de algodón se sitúa entre un 18-20 %.

RESISTENCIA A LA ABRASIÓN

Es la medida de su durabilidad, en un proceso de roce o frotamiento realizado bajo condiciones controladas.
Es importante para el posterior uso de las prendas confeccionadas. Las costuras se ven continuamente expuestas a la fricción, por lo que la resistencia al roce, no sólo es de especial importancia para el proceso de cosido, sino también para el posterior valor útil de la prenda.

Si el hilo va a responder a las exigencias del uso (encogimientos, lavados, resistencias, etc……), es una incógnita para el confeccionista, porque él no usa el 100% de las prendas y por consiguiente necesita un hilo garantizado a la abrasión.

TORSIÓN

Torciendo el hilo en la misma dirección que el hilado se incrementará la resistencia, la elasticidad y la flexibilidad, sin embargo no obtendremos un hilo equilibrado. Su resultado será un hilo que al sujetarlo por sus dos extremos en forma de «U», se retorcerá sobre sí mismo formando un «CARGOLÍ» que no es adecuado para coser. Para ello someteremos estos hilos a la operación de vaporado si tienen que ser usados tal cual (crudo) o bien directamente a proceso de tintura, para conseguir un buen equilibrado.

La torsión “Z” (a la izquierda), es la más idónea, por adaptarse al sentido de rotación del espiral de la máquina de coser, ya que al formar la lazada y pasar el hilo por todos sus elementos, se produce un giro sobre el eje del mismo hilo al ser extraído por mediación de la aguja, ya que la vuelta es en el mismo sentido que está retorciendo.

La torsión “Z”, es, pues, una buena recomendación para utilizar en todas las máquinas de coser de más de 2.000 puntadas por minuto. Así definiremos cómo indicación de la torsión del hilo con la letra Z torsión izquierda y con la S la derecha.

DUCTIBILIDAD

Es la flexibilidad necesaria para evitar malas formaciones de bucles en la costura.

SUAVIDAD

Una fórmula para aumentar el rendimiento de los hilos de coser, es obtener una buena capacidad de deslizamiento y una alta uniformidad en el paso por los diferentes mecanismos de la máquina, para conseguir un mínimo rozamiento en el proceso del cosido.

Los acabados especiales a base de siliconas, utilizados en baño de tintura ofrecen grandes ventajas a todas las demás técnicas (jabonosas, aceites, etc…..). La suavidad del hilo de fibras químicas es muy importante, ya que cómo hemos indicado en otro capítulo poseen todas las características especiales nombradas en éste.
La resistencia de la costura, depende directamente de las propiedades citadas hasta ahora, pero la operación del cosido, depende en gran manera del acabado y lubrificado.

Velocidad de máquina + Tejido sintético = Calentamiento de la aguja
Calentamiento de la aguja +Lubrificación adecuada = Cosido perfecto

El lubrificado físico, consiste en un chorro de aire comprimido que actúa sobre la aguja, con la finalidad de enfriarla y suavizar las fibras antes que pasen por el ojal de la aguja.

SOLIDEZ

La solidez del colorido en cualquier material es la resistencia de éste a los diferentes agentes con los cuales puede estar expuesto o en contacto durante la fabricación y uso. Al hablar de solidez de los hilos de coser, generalmente suponemos que esto significa resistencia a los efectos de luz o al lavado, sin embargo otros factores pueden estar comprometidos.

Por ejemplo; Cloro, frotamiento, sudor, luz solar. La solidez de un color, puede establecerse, estimando el cambio de tonalidad de una muestra controlada y midiendo la transferencia del color sobre un material sin teñir.